IDIOMAS

0
0 item

Para poder realizar esta compra o reserva, tiene que terminar el proceso que tiene abierto de compra o reserva. Tambien puede vaciar el carrito

Ningún artículo

BLOG

Los naranjitos como kit básico de iluminación

Los naranjitos como kit básico de iluminación

Cuando alguien está aprendiendo a iluminar con luz continua, una de las primeras luces con las que empieza es el cuarzo. Llamada así porque se sustituye el cristal típico de la bombilla por dicho mineral para poder soportar las altas temperaturas a las que llega la lámpara.

Aunque ese mismo tipo de bombilla se usa en muchos tipos de luces, es en video y fotografía donde se le saca todo su potencial. Con luces de cuarzo de hasta 2000W, podemos iluminar superficies extensas gracias a la potencia lumínica que genera una bombilla. Junto con un frontal abierto (con ninguna lente delante como las luces fresnel), unas palas, que permiten el control de la luz, y un carro para mover la bombilla hacia adelante y atrás, conseguimos una versatilidad que pocas luces nos dan. 

Aún habiendo luces que por la misma potencia nos dan muchos más lúmenes – o sea, mucha más luz – en el equilibrio potencia/tamaño radica la utilidad de los cuarzos. Podemos ponerlos en espacios pequeños o estrechos y conseguir mucha luz en un interior poco accesible.

Usados directamente generan una luz dura y esparcida, ideal para crear sombras contrastadas, contraluces potentes o incluso para “emular” el sol en espacios pequeños (y ajustando la temperatura de color, al ser esta más cálida que la de nuestra estrella).

Pero cuando los rebotamos o los filtramos con difusión es como se crea la magia: nos permite conseguir una luz suave como la que encontramos en las regiones del norte donde el cielo está más nublado. Se puede incluso simular ventanales en interiores donde no hay ni una entrada de luz. 

Es muy normal encontrar dicha luz en kits de 3 luces como el que alquilamos en Aclam de la marca Ianiro ya que, como también hablamos en el articulo sobre iluminación con flash, el esquema de 3 puntos de luz es uno de los más usados, tanto para iluminación con flash como para iluminación continua. Un ejemplo muy típico y significativo de dicho esquema hecho con cuarzos, es el de una entrevista, pudiendo hacer una luz suave general con uno de los cuarzos (tanto rebotado como con difusión), poner uno de contra para recortar al entrevistado del fondo y el último en ángulo para añadir volumen y texturas a la imagen. 

Al final, los cuarzos (o naranjitos como se les conoce coloquialmente por su color) son una luz que conocemos muchos y que nunca debería faltar en un rodaje relativamente complejo, ya que aún cuando tenemos luces mucho más potentes o modernas, un buen cuarzo nos puede sacar de un apuro en muchas situaciones.